Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La noble historia de Milagros Costabal, la uruguaya con discapacidad que fue becada en Harvard

Este año la prestigiosa universidad americana, Harvard College, tuvo uno de los porcentajes de aceptación más bajos de su historia. Con un 3,43%, tan solo 1.968 estudiantes de 57.435 candidatos fueron aceptados para formar parte de la prestigiosa clase de 2025. Uno de esos 1.968 ingresados en la universidad fue la uruguaya, Milagros Costabel, quien le cuenta su inspiradora historia a la BBC Mundo en una exclusiva.

Según cuenta en su relato a la BBC, Milagros nace en Colonia del Sacramento, Uruguay, 4 meses antes de lo esperado. Con un peso igual a 470 gramos, el cuerpo de la pequeña niña, aun no desarrollada de un todo, podía caber en una mano. Asimismo, la situación de la uruguaya era tan frágil, que los médicos le habían informado a sus padres que si llegaba a sobrevivir sería un milagro. De allí sus padres deciden llamar a la pequeña niña, Milagros. Asimismo, los doctores avisaron que si llegaba a sobrevivir, ella podría llegar a desarrollar "secuelas muy graves".

De su pequeña ciudad uruguaya, la frágil Milagros fue trasladada a la capital, en donde empezó a recibir cuidado intensivo.

"Mi padre, que estaba en la ambulancia conmigo, siempre recuerda la cara de los doctores y la realidad de esos momentos en los que todo parecía salir mal.

Mi madre, que se recuperaba del parto, se unió a él unos días después junto a mi hermana Chloe y me visitó todos los días."

El momento que cambio la vida de Milagros para siempre

Después de haber estado tres meses bajo cuidado intensivo y atravesar el borde entre la vida y la muerte, Milagros regresó a su casa. Meses luego, su padres recibirían una llamada que cambiaría su vida para siempre. El oxígeno que la había salvado, fue el mismo que quemó sus retinas y la dejó permanentemente ciega.

Cortesía de Daniel Alves para BBC Mundo

A pesar de esto, los padres de ella continuaron en su lucha de poder brindarle los recursos necesarios para que pudiera desarrollarse en una persona independiente. La madre de Milagros aprendió el sistema braille, para poder enseñarle las tareas de la casa desde muy pequeña. Mientras que su hermana mayor, Chloe, la trataba como cualquier otra niña.

"Ella veía y ante sus ojos éramos iguales. Corríamos hasta que los pies no nos daban más y nos parábamos en las hamacas, haciendo equilibrio, como si el espacio entre la hamaca y el suelo no existiese."

Lamentablemente, se le detecta un cáncer cerebral a Chloe que la obliga a mudarse a Buenos Aires, Argentina para recibir tratamiento. La separación de su hermana fue muy difícil para Milagros, que solamente podía viajar de vez en cuando a verla. Poco después, Chloe fallece a causa del cáncer, siendo uno de los momentos más difíciles en la vida de Milagros, que en ese momento tenia tan solo 6 años. Al reflexionar acerca de la muerte de su hermana, la joven dice recordarla con alegría.

La retos educativos que logro superar

Durante su educación primaria, Milagros utilizaba una máquina de braille para poder hacer sus deberes escolares. Luego de terminar de escribirlos con la pesada máquina, su madre le transcribía los trabajos con tinta para que sus docentes pudieran corregirlos. A pesar de que ella disfrutaba del aprendizaje que le brindaba el colegio, Milagros no lograba encontrar su espacio dentro de la pequeña clase, en la cual era víctima del bullying por su discapacidad.

Pero poco a poco, todo parecía mejorar para la joven, quien logra encontrar un grupo de amigos con quien podía expresarse libremente– dándole un sentimiento de pertenencia por primera vez. Además, sus padres le dan la increíble noticia de que tendría un hermano pequeño, Luciano.

"Cuando nació mi hermano Luciano, que ahora tiene 9 años, fue uno de los momentos más felices de mi vida. Y los momentos felices no dejaron de llegar."

En sus últimos años de educación primaria, Milagros relega su pesada máquina de Braille por una moderna laptop, la cual contiene un programa que le lee todos los contenidos de la pantalla a la joven. Además de aprenderse el teclado de memoria, Milagros ahora puede hacer sus deberes escolares de manera autónoma, ya que a partir de ese momento sus docentes le envían los trabajos por correo y su aplicación se los podía leer. Asimismo, superando los límites de la educación uruguaya, que aún debe adaptarse aun más a las necesidades de los estudiantes con discapacidades.

Milagros con su nueva laptop
Cortesía de Daniel Alves para BBC Mundo

La increíble determinación de Milagros

Ademas de superar bastantes retos a lo largo de su vida, Milagros quería continuar aprendiendo. Por lo que decide aprender inglés por su cuenta mirando videos de Youtube, leyendo mucho y teniendo conversaciones.

"Otra cosa que me abrió al mundo fue el inglés, que aprendí sola mirando videos en YouTube, leyendo mucho y hablando con cualquier persona que estuviese dispuesta a conversar."

Al graduarse en 2019 del colegio, la meta de Milagros era poder estudiar en el extranjero, con su destino de ensueño, España. A pesar de ser una postulante bastante calificada, la joven recibió bastantes rechazos de los programas a los que aplicó. Además, la pandemia puso a su familia en una posición económica difícil. Todos estos factores la influyeron a tomarse un año sabático, en el cual decidió redireccionar sus planes y aplicar a Estados Unidos. Esta decisión se debe a que la cantidad de becas que podría obtener en este país serían mayores.

No obstante la pandemia fue un periodo muy duro para su familia. Durante este periodo, Milagros ayudaba a su familia a pagar las cuentas del hogar con su pequeño trabajo publicitario que le pagaba $2 por cada 500 palabras. Pese a esto, su salario no era suficiente, por lo que decidió usar su pasión por el periodismo y empezó a mandarle ideas de artículos a diferentes medios. A partir de ese entonces empezó a escribir para medios como Business Insider y Euronews. Aunque no siempre se sintió tan confiada de su habilidad, ya que luego de haber enviado sus ideas, ningún medio llego a expresar su interés tan rápidamente; lo que la llevó a sentirse decepcionada.

"¡Bienvenida a Harvard!"

Milagros llegó a aplicar en 20 universidades americanas, una de ellas, Harvard. Cuatro meses después de enviar su postulación, Milagros abrió ansiosamente el portal. Cuando su computadora le leyó la frase,"¡Bienvenida a Harvard!". La joven al creer que iba a ser rechazada se encontraba sola en su habitación, pero luego de enterarse de su aceptación, salió corriendo para avisarle a su familia. Además de ser aceptada en la prestigiosa institución de renombre mundial, la universidad le cubrirá todo el costo de la matrícula; entonces, la uruguaya podrá asistir a Harvard College, libre de costo.

"Harvard fue, en cierto punto, una aplicación que mandé porque sabía que si no lo hacía me arrepentiría toda mi vida. Lo peor que podía pasar era recibir un no."

Hoy en día, Milagros se encuentra preparada para partir a su nuevo hogar por los próximos cuatros años, ubicado en Cambridge, Massachussets. Allí va a empezar su matriculación en otoño de 2021 y se va a concentrar en Ciencias Políticas con concentraciones secundarias en Derechos Humanas y Migraciones.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x